jueves, 18 de junio de 2009

Obama proclamó el mes del Orgullo Gay en Estados Unidos

Este pasado 1 de junio el presidente de los EEUU, Barack Obama, hizo pública una Declaración con la que proclamaba Junio de 2009 como el mes del Orgullo gay, llamando a los estadounidenses a “dar la espalda a cualquier forma de discriminación o prejuicio” allá donde se produzca. Durante este mes, dice la Declaración, “nos comprometemos a alcanzar la plena igualdad ante la ley de todos los LGTB americanos”.

Empieza la Declaración con una mención a los sucesos de resistencia de Stonewall, en junio de 1969, a los que se considera como el punto de partida del actual movimiento LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) estadounidense y continúa reconociendo “las grandes y duraderas aportaciones de gays, lesbianas y transexuales a la sociedad americana”, con especial mención a la toma de conciencia y movilización de la nación contra el sida.

En cuanto a los movimientos por los derechos de los LGTB, subraya el papel fundamental que a su juicio ha tenido para que todos puedan vivir más abiertamente de acuerdo a su orientación sexual e identidad de género, aunque admitiendo que “queda trabajo por hacer”, y haciendo una especial mención a los casos de acoso y a la situación de los mayores LGTB.

Enumera los frentes en los que su gobierno se ha unido al movimiento LGTB, y señala la adhesión al documento de la ONU para la despenalización de la homosexualidad en todo el mundo. Este documento fue bloqueado en su momento por Bush, y menciona expresamente el apoyo a las uniones civiles y a la inclusión de la LGTBfobia entre las categorías reconocidas para los crímenes de odio, la lucha contra la discriminación en el trabajo, el reconocimiento del derecho de adopción y la eliminación de la política contra la visibilidad en el ejército, la famosa ‘Don’t Ask, Don’t Tell’ (No pregunte, no diga o Prohibido preguntar, prohibido decir ).

Por último, llama a todos los americanos, y no sólo a los LGTB, a hacer suyas estas reivindicaciones: ‘Mientras la promesa de igualdad para todos no se haya cumplido, todos los americanos nos vemos afectados’

MÁS INFORMACIÓN

Casi nadie aprueba la homofobia, pero a partir de este punto común, sí existen tensiones en cuanto a la libertad de expresión en torno a la postura ética cristiana sobre la homosexualidad, y cómo se aplican y desarrollan los derechos legales de las personas de orientación homosexual. En EEUU y en el mundo occidental. Barack Obama está inmerso en este conflicto, en primer lugar por el peso del voto protestante (especialmente el conservador) en EEUU; y más aún por declararse públicamente como creyente y miembro de la Iglesia evangélica.

Así, ya tras la toma de posesión de Obama, muchos líderes evangélicos de EEUU previnieron de una `fe desmesurada´ en Obama´. Y es que nadie quedó indiferente ante la inauguración de una nueva etapa en los EEUU, protestantes norteamericanos incluidos, que dieron especial atención a la oración de Rick Warren frente a la participación del Obispo Gene Robinson, defensor del matrimonio homosexual cristiano. Tan sólo unas horas después de la ceremonia que convertía al vencedor de las elecciones oficialmente en Presidente, muchos líderes evangélicos ya daban su opinión sobre el acontecimiento y sus repercusiones.

Ya antes de ser presidente de los Estados Unidos, Barack Obama mantuvo durante la campaña electoral tres encuentros privados con Gene Robinson, conocido por ser el primer obispo episcopaliano (Comunión anglicana) con pareja gay pública de su país. En estas reuniones, según Robinson, Obama se comprometió "a la defensa de los derechos de los LGTB", lo que parece confirmarse con el paso del tiempo.

TEXTO DEL DISCURSO DE B. OBAMA

Durante el Mes del Orgullo LGTB, nosotros conmemoramos los eventos de Junio de 1969 y nos comprometemos a alcanzar igual justicia ante la ley para los LGTB estadounidenses.

Los LGTB estadounidenses han hecho, y continúan haciendo, grandes y duraderas contribuciones las cuales continúan fortaleciendo el tejido de la sociedad de este país. Hay muchos respetados líderes LGTB en todos los campos profesionales, incluidos los estamentos artísticos y de los negocios. Asimismo los LGTB estadounidenses movilizaron a la nación para responder a la epidemia de HIV/SIDA y han tenido un rol vital en ampliar la respuesta del país ante la pandemia del HIV.

Debido en no poca medida a la determinación y dedicación del movimiento de los derechos LGTB, muchas personas de la diversidad en USA. están ahora viviendo sus vidas en abierta libertad, más que nunca antes. Yo estoy orgulloso de ser el primer Presidente en designar candidatos públicamente gays para el Senado, puestos confirmados ya en estos 100 primeros días de Gobierno. Estas personas encarnan las mejores cualidades cuando buscamos servidores públicos, y a través de mi Gobierno, tanto en la Casa Blanca como en los organismos federales, empleados abiertamente gays están haciendo sus trabajos con calidad y profesionalidad.

El movimiento de los derechos LGTB ha alcanzado grandes progresos, pero hay más trabajo para hacer. La juventud LGTB debe sentirse segura en la escuela sin miedo al acoso, y las familias y personas mayores LGTB deben permitirse vivir sus vidas con dignidad y respeto.

Mi Gobierno se ha asociado a la comunidad LGTB para avanzar en un amplio espectro de iniciativas. En el nivel internacional, yo he unido esfuerzos a las Naciones Unidas para despenalizar la homosexualidad alrededor del planeta. Aquí en el país, yo continúo apoyando medidas para abarcar un amplio espectro de derechos de igualdad para los LGTB estadounidenses. Estas medidas incluyen aumentar las leyes contra los crímenes de odio, apoyar las uniones civiles y los derechos federales para las parejas LGTB, ilegalizar la discriminación en el lugar de trabajo, asegurar los derechos de adopción, y acabar con la política existente del Don’t Ask, Don’t Tell como una manera de fortalecer nuestras Fuerzas Armadas y la seguridad nacional. Debemos también comprometernos nosotros mismos para combatir el HIV/SIDA epidémico en ambos sentidos, reduciendo el número de infecciones y proveyendo de cuidados y servicios de apoyo para la gente que vive con HIV/SIDA en los EE.UU.

Estos temas afectan no sólo a la comunidad LGTB, sino también a la nación entera. Mientras la promesa de igualdad para todos quede frustrada, todos los estadounidenses están afectados. Si podemos trabajar juntos para avanzar en los principios sobre los cuales nuestra Nación fue fundada, todos nos beneficiaremos. Durante el Mes del Orgullo LGTB, hago un llamado a la comunidad LGTB, al Congreso y la gente de los EE.UU. para trabajar juntos para promover la igualdad de derechos para todos, sin importar la orientación sexual o la identidad de género.

Ahora, aquí, yo, Barak Obama, Presidente de los Estados Unidos de América, en virtud de la autoridad legal que me confieren la Constitución y las leyes de los EE.UU., proclamo a Junio 2009 como el Mes del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual. Hago un llamamiento a la gente de los EE.UU. para que dejen atrás la discriminación y el prejuicio, donde quiera que existan.

Barak Obama

Fuente: ProtestanteDigital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada