viernes, 13 de marzo de 2009

Los ricos también lloran: El club de los 'milmillonarios' pierde la mitad de su fortuna por la crisis

El número de multimillonarios en el mundo (personas con más de US$1.000 millones) cayó casi una tercera parte según los datos del ranking elaborado por la revista Forbes.

Hoy "sólo" existen 793 multimillonarios (de los 1.125 que había antes de la crisis financiera global) y la inmensa mayoría de ellos, hasta el 90%, perdieron en este último año un promedio de 23% de sus activos según la publicación.

Una de las consecuencias de este "reacomodo" fue que el fundador de Microsoft, Bill Gates, recuperó el puesto como el hombre más rico del planeta (con US$40.000 millones) pese a que ahora tiene US$18.000 millones menos que a comienzos de 2008.

"El sondeo indica que los super ricos en países en desarrollo sufrieron más en la debacle financiera que sus homólogos en Occidente. La cifra de multimillonarios rusos se redujo en dos terceras partes. También cayó significativamente el número de super ricos chinos e indios", señaló el reportero de negocios de la BBC, Mark Gregory.

Warren Buffet desbancado

El inversionista estadounidense Warren Buffet fue desbancado del primero al segundo lugar al quedarse con tan sólo US$37.000 millones (el año pasado tenía US$62.000 millones).

El magnate mexicano Carlos Slim Helú a su vez pasa al tercer puesto con US$35.000 millones, substancialmente menos que los US$60.000 millones que tenía en 2008.

Las malas noticias para los super ricos, basadas en una radiografía de sus activos hasta el 13 de febrero de este año, no necesariamente deberían alegrar a quienes critican las desigualdades económicas.

"Los multimillonarios no tienen que preocuparse de donde vendrá la próxima comida, pero si su riqueza disminuye y no surgen nuevos multimillonarios, eso significa que al resto del mundo no le va nada bien", señaló a periodistas el presidente ejecutivo de la publicación, Steve Forbes.

La editora de la revista, Luisa Kroll, fue todavía más insistente en su defensa de los adinerados al señalar que "resulta difícil encontrar algo bueno en esto a no ser que sientas una alegría perversa al darte cuenta de que algunas de las personas más exitosas en el mundo no pueden encontrar una mejor salida al torbellino económico mundial que el resto de nosotros".

... y los que ya no son

También llama la atención el dato de quienes han dejado de formar parte de la lista de Forbes.

El creador de Facebook, Mark Zuckerberg, y figuras del mundo financiero como el ex presidente de la aseguradora AIG Maurice Greenberg y el ex presidente de Citigroup Stanford Weill ya no gozan de esa distinción.

El financiero de Texas, Allen Stanford, no solo dejó de ser reconocido entre los ricos, sino que ahora enfrenta acusaciones de haber perpetrado un fraude de US$8.000 millones.

Sin embargo el delito no es un factor excluyente para ingresar a la lista.

Se estima que el patrimonio del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán asciende a US$1.000 millones, la cifra mínima para poder ser reconocido.

"No está disponible para ser entrevistado, pero su situación financiera es bastante buena", dijo Kroll.*
El estallido de la burbuja de los multimillonarios. Así presenta este año la revista Forbes su exclusiva lista de las mayores fortunas del planeta, en la que la crisis tuvo efectos devastadores. El club de los superricos sufrió en 2008 importantes bajas. Son 793 miembros, 355 menos que en 2007. Y el dinero que amasan sus socios cayó de forma estrepitosa, de 4,4 billones de dólares (3,46 billones de euros) a 2,4 billones. La presencia española baja de 18 a 12 empresarios.

Es la mayor destrucción de riqueza en 23 ediciones, y la primera en cinco años. Bill Gates corona de nuevo el ranking, gracias a que su fortuna cayó menos que la de Warren Buffett, que baja al segundo lugar por los errores que cometió con sus inversiones. Le sigue el mexicano Carlos Slim. Los tres vieron reducir su patrimonio en 68.000 millones en un año, hasta 112.000 millones.

Los 10 primeros manejan 254.000 millones, frente a los 426.000 de 2007. Hay cuatro europeos en lo más alto: el sueco Ingvar Kamprad, los alemanes Karl y Theo Albercht y el español Amancio Ortega, en décimo lugar. El grupo lo completan Lawrence Ellison, Mukesh Ambani y Lakshmi Mittal.

Rusia es la peor parada, al perder dos tercios de sus magnates. Y Moscú, que en 2007 fue bautizada como la capital mundial de los superricos, devolvió el cetro a Nueva York, que este año cuenta con 55 magnates, seguida por Londres, con 28. Europa pasó de 298 a 196 multimillonarios, mientras que EE UU consolida su supremacía, con 359 magnates. Asia baja a 130, después de que India perdiera la mitad.

La fortaleza del dólar explica en parte que EE UU consolide su supremacía y cuente con 10 magnates entre los 20 primeros puestos. Entre ellos destaca Michael Bloomberg. El alcalde de Nueva York fue el único en ese grupo que incrementó su riqueza. Otros ganadores fueron el japonés Tadashi Yanai, el brasileño Ekie Batista y el estadounidense John Paulson, que hizo su fortuna apostando contra las hipotecas subprime.

En el caso español, la lista se redujo un tercio. Hay que avanzar seis páginas desde Amancio Ortega hasta encontrar a Rosalía de Mera, su ex mujer. Le sigue Isak Andic, Alicia Koplowitz, Manuel Jove, Florentino Pérez, Esther Koplowitz, José María Aristrain, Alberto Alcocer, Emilio Botín, Alberto Cortina y Enrique Bañuelos. La fortuna acumulada por los españoles asciende a 36.300 millones.

De la lista cayeron 355 socios, 18 de ellos por fallecimiento, caso de Rafael del Pino. Por sexos, las mujeres pasaron de 99 a 72. La edad media subió a 63,7 años, debido en gran parte a la pérdida de jóvenes emprendedores rusos y chinos. Hablando de jóvenes, el más rico es Albert von Thurn, y salen de la lista el fundador de Facebook, Mark Zuckeberg, y Hind Hariri.

El sector financiero registró el mayor número de bajas, como las de Maurice Greenberg, ex consejero delegado de la aseguradora AIG, y Sandy Weill, de Citigroup. Y también el inmobiliario, con el constructor Jorge Pérez como víctima del maremoto que azota desde hace dos años el sector de la vivienda en Florida.

Steve Forbes, fundador de la revista, reconoce que no habrá mucha gente llorando porque los ricos pierdan y admite incluso que algunos se lo merecen, pero recordó que estos empresarios también son creadores de riqueza y de empleo. Y advirtió que, a pesar de la crisis, el espíritu emprendedor sigue vivo.

Así, entre las 38 nuevas figuras, destacó a John Paul DeJoria, que está amasando su fortuna a base de champú y de tequila. Otro de los nuevos entrantes es Joaquín Guzmán Loera, el capo mexicano de la droga, conocido como El Rey de la Cocaína. Aparece en el puesto 701, con una fortuna estimada en 1.000 millones de dólares. Estados Unidos tiene puesto precio a su cabeza: cinco millones.**

*Fuente: BBCmundo.com
** Fuente: ElPaís.com.com
Fotografía: montaje Menesez Filipov

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada