jueves, 2 de abril de 2009

Protagonistas y prioridades de la Cumbre del G 20

EEUU - Barack Obama recibirá en esta reunión su bautismo de fuego en cumbres multilaterales. El presidente intentará convencer a los europeos, muy renuentes, de que adopten planes de estímulo similares al estadounidense, valorado en 787.000 millones de dólares. Obama considera que fomentar la demanda es la prioridad, aunque se declara dispuesto a la reforma de los mercados.

También llega con un mensaje de defensa del comercio, aunque se enfrentará a críticas porque su país ha aprobado la cláusula proteccionista "Buy American" y ha cancelado un programa para el tránsito de camiones mexicanos.

Reino Unido - El país anfifrión. Su primer ministro británico, el laborista Gordon Brown, ha puesto un gran empeño en el éxito de la cumbre. Ha viajado a EEUU y América Latina y se ha dirigido al Parlamento Europeo para destacar la importancia de un "nuevo acuerdo global" para salir de la crisis.

La reunión también puede suponer su tabla de salvación política, pues el Reino Unido celebra elecciones en el 2010 y las encuestas sitúan a Brown muy por detrás del conservador David Cameron.

España - El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, fue invitado a la cumbre tras participar en la anterior reunión de Washington como invitado especial, ya que España no forma parte del G20.

Zapatero instará a los demás países a seguir las estrictas normas que rigen su sistema financiero y que han protegido sus bancos de la tormenta que asoló otros países.

Alemania - La canciller alemana Angela Merkel defenderá con tesón en la cumbre, junto con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, la postura europea de "no" a nuevos desembolsos de dinero público para estimular la economía y "sí" a la regulación de los mercados financieros.

Merkel asegura que los europeos ya han aplicado planes de estímulo, "pero estos no pueden reemplazar la regulación". Da prioridad también a la eliminación de los paraísos fiscales.

Francia - El conservador Nicolas Sarkozy, igual que la canciller Angela Merkel, dará prioridad a la regulación de los mercados antes que emprender nuevos planes de estímulo.

Francia ya tiene un plan de inversiones en infraestructuras y apoyo a sectores industriales clave, como el del automóvil, criticado por proteccionista y Sarkozy es el dirigente más presionado por sus ciudadanos, ya que ha tenido que enfrentarse a dos huelgas generales este año.

Italia - El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, propondrá en Londres aliar en una asociación "más estructurada y estable" los países industrializados de G8 con las grandes economías emergentes del llamado G5 (China, India, Brasil, México y Sudáfrica) así como con Egipto, como representante del mundo árabe, musulmán y africano".

Rusia - El presidente ruso, Dmitri Medvédev, aprovechará la cita de Londres para mantener su primer cara a cara con el nuevo de presidente de EEUU, Barack Obama. En la cumbre propondrá la creación de una divisa de reserva supranacional y un papel fortalecido para el FMI y otros organismos internacionales.

Según el viceministro ruso de Exteriores, Alexander Yakovenko, Rusia también abogará por una "modificación fundamental" de las instituciones multilaterales que surgieron después de la Segunda Guerra Mundial.

"Rusia hará un llamamiento para una reforma fundamental de las instituciones de Bretton Woods, en particular a través de la revisión de la cuota y el sistema de votación", afirmó Yakovenko durante una intervención en la reunión inaugural de la 63 sesión de la Comisión Económica para Europa (CEPE).

China - El presidente chino, Hu Jintao, dirá en Londres que la mejor aportación que puede hacer su país, la tercera economía mundial, para salir de la crisis es lograr el crecimiento del 8% este año que ha prometido.

La propuesta china de crear una reserva de divisas internacional no será discutida en la cumbre según dijo en Pekín la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner.

Ferrero-Waldner aseguró que "se necesitarían uno o dos años para poder hablar del tema y además China no tiene nada preciso todavía".

El gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, propuso crear una divisa de reserva multinacional como parte de la reforma en el sistema monetario internacional.

Hu, presidente desde el 2003, abogará por que los países pobres reciban más ayuda, sobre todos los de África, donde China adquiere buena parte de su petróleo y recursos.

México - Del presidente de México, Felipe Calderón, se espera una firme advertencia contra las medidas proteccionistas, después de que el Congreso de EEUU anulara un programa piloto para la circulación de camiones mexicanos por su territorio. México, muy dependiente del vecino mercado estadounidense, está al borde de la recesión.

Argentina - La presidenta argentina, Cristina Fernández, abogará por una reforma de las instituciones multilaterales de crédito, a las que critica por "su gran desorientación y la falta de respuestas".

Insiste, como los demás dirigentes latinoamericanos, en que el proteccionismo no es la solución, aunque Argentina ha impuesto licencias para la importación de 200 productos. Defiende también la supresión de los paraísos fiscales.

Brasil - El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva considera que la reunión del G20 "no puede decepcionar" y debe dar respuestas a la actual "crisis de civilización".

"Más que una grave crisis económica, estamos ante una crisis de civilización" que exige "nuevos paradigmas, nuevos modelos de consumo y nuevas formas de organización de la producción", ha dicho el presidente.

Lula da Silva aportará el pragmatismo que ha demostrado desde que llegó al poder en el 2003. Ha conjugado vastos programas gubernamentales para reducir los abismos sociales de su país con políticas económicas ortodoxas, que agradan a banqueros y empresarios.

Con su campechano carisma y su preocupación con la miseria y el hambre, Lula es hoy el presidente más popular que ha tenido Brasil pese a que la crisis mundial también ha golpeado al país, e insiste en que las soluciones a la crisis deben partir de las naciones desarrolladas, donde todo comenzó, a la vez que advierte contra el proteccionismo.

Japón - El primer ministro japonés, Taro Aso, que acude a Londres en plena crisis de popularidad, presentará ante sus socios medidas de estímulo superiores a los 104.000 millones de dólares, equivalente al 2% del Producto Interior Bruto (PIB).

India - La India acude al G20 representada por su primer ministro, Manmohan Singh, el artífice de las reformas liberalizadoras aplicadas desde la década de 1990, cuando era ministro de Finanzas.

Corea del Sur - El presidente surcoreano, el conservador Lee Myung-bak, acude a Londres avalado por su experiencia en superar la crisis asiática de 1997 y espera cerrar definitivamente durante la cumbre un acuerdo comercial con la UE, que enviará un mensaje contra el proteccionismo y a favor de la apertura de los mercados.

Comisión Europea - El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, representa en Londres a los 27 países de la Unión Europea, cuyo modelo de protección social defenderá con firmeza.

Barroso, abogará, junto con Sarkozy y Merkel, por una mayor regulación de las finanzas internacionales.

Australia - El primer ministro de Australia, Kevin Rudd, propondrá en Londres que China desempeñe un papel más relevante en el seno de un FMI con mayores competencias.

Indonesia - El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, instará a los países industrializados y a los organismos multilaterales del G20, a que "apoyen financieramente" a las naciones en vías de desarrollo, a través de un "fondo global de apoyo al gasto".

Turquía - El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, propondrá en Londres que se establezca un fondo común, dotado con entre 500.000 millones y un billón de dólares, para impulsar la economía mundial.

Sudáfrica - El presidente Kgalema Motlathe, el único representante africano en la cumbre del G20, defenderá más inversiones para ayudar al Continente a salir de una crisis que no ha provocado.

Arabia Saudí - El rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdel Aziz, asiste a su primera cumbre del G20. Su país, el mayor productor mundial de petróleo y uno de los mayores contribuyentes del FMI, tendrá este año un fuerte déficit por la caída de los precios internacionales de crudo.

Holanda - El primer ministro holandés, Jan-Peter Balkenende, es partidario, como Francia y Alemania, de una fuerte regulación y control del sector financiero.

Su país prevé una contracción de su economía del 3,5% este año, pero la crisis no le ha pasado factura política. Holanda y España han sido invitados a la cumbre, pese a no ser miembros del G20.


Fuente: FinacieroDigital.es / "Los protagonistas de la cumbre de Londres"
Autor: A.O. Goriaiïnoff / Agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada