jueves, 15 de abril de 2010

Armas nucleares: nuevo tratado EE.UU-Rusia y Cumbre mundia de Seguridad Nuclear

Concluye Cumbre de Seguridad Nuclear con comunicado y plan de trabajo
La Cumbre de Seguridad Nuclear que pretendía asegurar todos los materiales nucleares concluyó la tarde del día 13 en Washington con un comunicado y un plan de trabajo urgiendo a tomar acciones y medidas concretas.

Líderes de 47 países, incluyendo al anfitrión EEUU, la ONU, la Unión Europea y la Agencia Internacional de Energía Atómica, se reunieron en Washington para la cumbre de dos días con el fin de discutir maneras para impedir que materiales nucleares caigan en manos de terroristas y "actores no estatales".

El comunicado reitera el compromiso de los países participantes con el objetivo de asegurar los materiales nucleares en cuatro años, mientras que el plan de trabajo menciona pasos específicos sobre las maneras para implementar los amplios objetivos y compromisos contenidos en el comunicado.

"El terrorismo nuclear es una de las amenazas más desafiantes para la seguridad internacional y contar con fuertes medidas de seguridad nuclear es el medio más efectivo para impedir que terroristas, criminales o actores no autorizados adquieran materiales nucleares", dijo el comunicado.

"Además de nuestros objetivos compartidos a favor del desarme nuclear, la no proliferación nuclear y los usos pacíficos de la energía nuclear, también compartimos el objetivo de la seguridad nuclear. Por lo tanto, aquellos reunidos aquí en Washington D.C. el 13 de abril de 2010 se comprometen a fortalecer la seguridad nuclear y a reducir la amenaza del terrorismo nuclear. El éxito requerirá de acciones nacionales responsables y sostenidas, así como de una efectiva cooperación internacional", dijo.

"Damos la bienvenida y nos unimos al llamado del presidente (de EEUU) (Barack) Obama para asegurar todo el material nuclear vulnerable en un periodo de cuatro años, al mismo tiempo que trabajamos en conjunto para aumentar la seguridad nuclear"
, dijo el comunicado.

El plan de trabajo dice que "apoya el comunicado de la Cumbre de Seguridad Nuclear de Washington".

"Constituye un compromiso político que los Estados Participantes deben realizar de manera voluntaria, según las porciones aplicables de este Plan de Trabajo y en consistencia con sus respectivas leyes nacionales y obligaciones internacionales en todos los aspectos de almacenaje, utilización, transporte y eliminación de materiales nucleares y con el fin de impedir que actores no estatales obtengan la información requerida para utilizar tales materiales para propósitos maliciosos", dijo el documento.


Obama y Medvedev firman pacto nuclear


El presidente Barack Obama y su colega ruso Dimitri Medvedev firmaron el jueves un nuevo tratado de control de armas creado para abrir una nueva era de armonía entre las otrora superpotencias rivales mientras lanzaban una agenda sobre armamentos que se extiende muy hacia el futuro.

Ambos líderes se reunieron en un majestuoso castillo medieval en Praga, ciudad que una vez fue epicentro de la tensión de la Guerra Fría, y acordaron formalmente llevar los arsenales de sus naciones a sus niveles más bajos en medio siglo.

El tratado marca el paso más importante hasta ahora en el esfuerzo de Obama por "reajustar'' las relaciones con Rusia, las cuales dijo han mejorado desde su punto mas bajo en agosto del 2008, cuando Rusia invadió la vecina Georgia.

"Juntos hemos detenido la corriente y probado los beneficios de la cooperación'', declaró Obama. "Cuando EEUU y Rusia no son capaces de trabajar juntos en asuntos importantes, eso no es bueno para ninguno de nuestros dos países, ni es bueno para el mundo''.

Medvedev declaró que el pacto "abrirá una nueva página'' en las relaciones de Rusia y EEUU. "Creo que este es un rasgo típico de nuestra cooperación'', declaró el presidente ruso. "Las dos partes han ganado''.

Sin embargo, en un comunicado, el Kremlin afirmó que el tratado de desarme sólo será viable si Washington limita el despliegue de un escudo antimisiles en Europa, uno de los temas que suscita más diferencias entre los dos ex adversarios de la Guerra Fría.

Obama aseguró que desea mantener un "diálogo serio'' con Moscú sobre este espinoso tema de la defensa antimisiles.

Según los términos del acuerdo, Moscú y Washington se comprometen a reducir el número de sus ojivas nucleares a 1,550 cada uno, un descenso del 74 por ciento respecto al límite del tratado START (Strategic Arms Reduction Talks) firmado en 1991, que expiró a fines del 2009.

El acuerdo, que también limita el número de misiles intercontinentales, durará 10 años y podrá ser renovado por cinco más. Una cláusula prevé que cada parte puede retirarse del tratado.

Pero la firma del pacto también apunta a los desafíos que Obama enfrenta mientras presiona por ambiciosos planes para el control mundial de armamentos y lidiar con las amenazas a la seguridad internacional.

El nuevo tratado START, llamado así por los tratados de Reducción de Armas Estratégicas de los años 90, fue el resultado de ocho meses de negociaciones contenciosas y representa el primero en una serie de pasos que Obama ha planeado con la meta de reducir la dependencia de las armas atómicas en el mundo.

La semana próxima Obama será anfitrión de una reunión de los mandatarios de más de 40 países en Washington, D.C., a fin de forjar un acuerdo que salvaguarde mejor los materiales nucleares que pudieran caer en manos de los terroristas. Luego, en mayo, funcionarios de EEUU esperan persuadir a otras potencias mundiales a fortalecer el amenazado Tratado de No Proliferación Nuclear, el principal pacto en los esfuerzos mundiales por detener la propagación de armas nucleares.



* Fuente: Pueblo en linea / Xinhua
**Fuente: ElNuevoHerald.com
Autor: Paul Richter / Christi Parsons - Tribune PRAGA, República Checa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada