lunes, 2 de febrero de 2009

OIT estima 50 millones de nuevos desempleados, llegando a los 230 millones en el 2009,

Según las previsiones de la Organización Internacional del Trabajo el número de parados alcanzaría los 230 millones y la tasa sería del 7,1%

La crisis económica mundial podría originar 50 millones de desempleados más en 2009, por lo que la cifra total alcanzaría los 230 millones, según cálculos presentados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Con estas cifras en la mano, la tasa de paro mundial alcanzaría el 7,1%. En 2008 este dato se quedó en el 6% y en 2007 se mantuvo en el 5,7%.

Estas cifras se han tomado el más pesimista de los escenarios. El más optimista dibuja otro panorama dominado por el desempleo, aunque menos doloroso: 18 millones de desempleados más en 2009 y una tasa global del 6,1%.

"Creemos que estas previsiones son realistas y no alarmistas, porque pueden o no concretarse en función de las políticas que apliquen los distintos gobiernos; si se toman las medidas correctas tal vez el peor escenario no se cumplirá", ha señalado el director general de la OIT, Juan Somavía.

La OIT tomó como base para hacer sus cálculos los datos de crecimiento mundial establecidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI) el pasado noviembre y que indicaban un aumento del 2,2%.

Revisión a la baja

Dado que esta cifra va a ser modificada a la baja hoy, "lamentalemente el primer escenario con el que trabajábamos ya lo descartamos", ha explicado el director general de la OIT, Juan Somavía.

Este primer pronóstico situaba el índice de desempleados en el 6,1%, lo que llevaría al desempleo a 18 millones de personas, y el global a 198 millones.

"Debemos tener claro que la actual crisis provocará un incremento importante del desempleo, así como del trabajo vulnerable", especificó Somavía.

En esta línea, ha hecho un llamamiento para que los países que forman el G-20 (grupo de países industrializados y emergentes) tomen cartas en el asunto del empleo en la reunión que celebrarán en Londres el próximo abril.

"Al mismo tiempo que toman medidas para luchar contra el descalabro del sistema financiero sería necesario que también establecieran mecanismos para luchar contra la pobreza y, en especial, contra el desempleo que la provoca", explicó Somavía.

Fuente: Público.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada