lunes, 8 de diciembre de 2008

Obama anticipó que lo que viene "será peor"

RÉCORD DESOCUPACIÓN EN EE.UU. Golpeado, como casi todos los estadounidenses, por la dimensión que tomó la crisis, el presidente electo abrió el paraguas y dijo que la pérdida de empleos el mes pasado -la peor en 34 años- es "un reflejo de la recesión".
El índice de desempleo saltó del 6,5 al 6,7 por ciento en Estados Unidos, con 533.000 personas que perdieron su trabajo sólo en noviembre, y es "probable" que la situación "se ponga peor antes de que mejore", advirtió hoy el presidente electo, Barack Obama.

La nueva cifra del desempleo, difundida esta mañana por el Departamento de Trabajo, "refleja el hecho de que nuestra economía está en recesión", reconoció por su parte el presidente saliente de Estados Unidos, George W. Bush, según un despacho de Ansa.

Los puestos de trabajo evaporados en noviembre se suman a los 403.000 perdidos en setiembre y los 320.000 de octubre, indicó el Departamento de Trabajo, en base a sus cifras actualizadas.
Se estima que unos 10,3 millones de estadounidenses están sin trabajo, mientras crecen los anuncios de nuevos despidos en varios sectores clave de la economía.

El jueves, durante la audiencia en el Senado, en la que volvieron a pedir 34.000 millones de dólares en fondos federales para sobrevivir a la crisis, las automotrices advirtieron que una debacle del sector resultará en la pérdida de más de cuatro millones de empleos en todo el país.

"Los 533.000 empleos perdidos el mes pasado, el peor mes de pérdidas de empleos en 34 años, es más que un reflejo dramático de la creciente crisis económica que enfrentamos", dijo Obama. "Cada uno de esos empleos perdidos -añadió el presidente electo- representa una crisis personal para una familia en algún lugar en Estados Unidos".
Obama recordó que la economía ya perdió "casi 2 millones de empleos durante esta recesión" y aprovechó para insistir en la necesidad de un "plan de recuperación" como el que presentó en los últimos días y que prevé, según prometió, "salvar o generar" 2,5 millones de "empleos adicionales" a través de grandes obras públicas.

"No hay ningún arreglo rápido o fácil para esta crisis, la cual lleva muchos años formándose, y es probable que se ponga peor antes de que mejore", alertó Obama, quien asumirá el poder el 20 de enero próximo.

En contraste con el tono sombrío que utilizó Bush en sus declaraciones desde la Casa Blanca, Obama aseguró que este es "el momento de responder con confianza para volver a darle oportunidades de empleo al pueblo".

El plan de Obama propone "reconstruir puentes y modernizar escuelas para nuestros niños" e "invertir en soluciones de energía limpia para romper nuestra dependencia del petróleo importado", entre otras iniciativas.

Contra la tendencia entre los trabajadores de raza blanca y los afroamericanos, en noviembre hubo una caída en el índice de desempleo entre los hispanos, que bajó del 8,8 al 8,6%. En cambio, aumentó entre los blancos (5,9 al 6,1%) y entre los trabajadores de raza negra (11,1 al 11,2%).

El reporte del Departamento de Trabajo dijo que "desde el comienzo de la recesión en diciembre del 2007", tal como recientemente anunció el National Bureau of Economic Research, "el número de personas desempleadas se incrementó en 2,7 millones, y el índice de desempleo creció en 1,7 puntos porcentuales".

Fuente: CríticaDigital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada